Comprar DPS: Cómo ser experto – Seguridad

Nuestra principal prioridad es la seguridad, esta no tiene precio. Si nos equivocamos en este aspecto lo lamentaremos toda la vida. Por eso debemos buscar los DPS más seguros pero:

  • ¿Cómo lo sabremos?
  • ¿Cuáles son los más seguros?
  • ¿Los más grandes o los más pequeños?

El asunto no es tan fácil de determinar a simple vista, veamos:

¿Qué es un DPS seguro?

Resiste los rayos sin destruirse

Imagínese que compró un DPS, lo instaló y al cabo de un tiempo, dependiendo de la densidad de rayos de la zona, ¡Su DPS fue destruido por un rayo!.

Por eso es fundamental comprar un DPS resistente que garantice la protección.

Libre de mantenimiento

Después de instalar un DPS nadie va a estar vigilando si funciona correctamente. Incluso puede ocurrir que hace tiempo haya dejado de funcionar sin que nadie de cuenta. Generando una situación obviamente peligrosa.

Además esta es la mejor opción porque:

  • No requieren ajuste en sus tornillos de bornes
  • Su tecnología no ofrece desgaste
  • Son muy seguros

No explosiona

Cuando se presenta un impacto directo de rayo las altas energías de rayo explosionan los DPS que no están comprobados contra ondas de rayo 10/350. Generando una condición de riesgo de incendio y corto circuito.

No se acaba

La vida útil de un DPS depende de su tecnología. Es mejor usar tecnologías que no ofrezcan desgaste. Es un asunto de seguridad: un DPS es como un guardián, se espera que no se muera y deje abierta la puerta.

Fácil de instalar

La seguridad que ofrece un DPS también depende de su tamaño físico. Podemos ocasionar una situación insegura si el dispositivo, al ser muy grande, no cabe dentro del tablero. Además si aumentan las distancias de cableado se disminuye considerablemente su capacidad y nivel de protección.

Deja un comentario