¿Puedo proteger mi vivienda con un DPS?

En muchas ocasiones me han preguntado:

¿Puedo proteger mi vivienda con un DPS?
¿Es costoso?
¿Funciona solamente en la industria?

¿Puedo proteger mi vivienda con un DPS?

Estas preguntas son válidas y muy importantes para nosotros. Sin embargo la respuesta es muy sencilla: No solamente podemos, sino que debemos proteger nuestra vivienda blindándola con dispositivos de protección contra rayos y sobretensiones.

De esta manera aseguramos vivir tranquilos, sin preocupaciones ante los rayos y sobretensiones. Además jamás volveremos a desenchufar nuestros electrodomésticos al ver las primeras señales de una inminente tormenta eléctrica.

¿Es costoso?

Ahora bien, es aún más sencillo responder la segunda pregunta relacionada con el costo de la protección.

Para conseguirlo, les propongo el siguiente ejercicio: busquemos una calculadora y sumemos el costo de todos los equipos electrónicos de nuestro hogar.

Por ejemplo:

  • Aires acondicionados
  • Neveras y lavadoras
  • Televisores de última tecnología
  • Consolas de video juegos
  • Equipos de audio y video (reproductores de DVD y/o Blue-ray, teatros en casa, etc.)
  • Computadores de mesa y/o portátiles
  • Enrutadores inalámbricos

 

Inclusive podemos agregar nuestros celulares de alta gama, si tenemos en cuenta que al conectarlos para cargar su batería los exponemos a los rayos y sobretensiones.

Por tanto, si analizamos el total de esta suma, sin lugar a dudas nos alarmaremos al darnos cuenta de la inversión tan alta que tenemos en nuestra vivienda. Que no tendría comparación alguna si blindamos nuestro hogar.

Aunque en muchas ocasiones me argumentan que los DPS tienen un “alto” costo, en ese caso les comento que este sería insignificante ante el beneficio que obtendrían.

Esto se evidencia fácilmente si continuamos con el ejemplo anterior:

Asumamos que hay una fuerte tormenta eléctrica y eventualmente eres víctima de un impacto indirecto de rayo. Como resultado, desafortunadamente tu televisor LED de última generación de 50” con un costo de dos millones quinientos mil pesos M/L ($COP 2.500.000) que con mucho esmero y sacrificio recientemente adquiriste, sufre una sobretensión y se quema.

Para tu desgracia la garantía no cubre este tipo de daños, entonces debes comprar otro televisor de igual o menores características. En resumen, puedes haber gastado en total cinco millones de pesos M/L ($COP 5.000.000) entre el televisor averiado y el televisor nuevo, todo por no contar con los elementos de protección adecuados para tu vivienda.

No obstante, esto se habría mitigado fácilmente al instalar un descargador DEHNguard. Su costo1 en promedio oscila entre seiscientos mil pesos M/L y ochocientos mil pesos ($COP 600.000 – $COP 800.000).

Ahora sí, sumemos, restemos y multipliquemos. De esta manera nos daremos cuenta que blindar nuestra vivienda no tiene comparación y realmente no es costoso. Por el contrario, nos sale más caro reemplazar un equipo electrónico averiado por una descarga atmosférica y/o por un sobre voltaje provocado en la RED eléctrica que llega a nuestros hogares. Por tal motivo los resultados de la relación costo / beneficio que obtienes al blindar tu hogar los observarás inmediatamente.

Conclusión

Por consiguiente, es posible proteger tu vivienda. Hacerlo no es costoso y pensar que solamente se puede usar en la industria es tan solo un mito derrumbado rápidamente.

Además es esencial tener en cuenta la siguiente premisa:

Nadie, ni ningún hogar están exentos de recibir impactos directos o indirectos de rayos (descargas atmosféricas).

¡Protégete!, no dejes que un rayo te quite tus bienes más valiosos.

 

1 Según lista de precios para junio del 2015

Descargar (PDF)

Deja un comentario

*