Mantenimiento predictivo: Innovación

Innovación tecnológica para mantenimiento predictivo de fallos en protección contra rayos y sobretensiones de automatización y control de procesos.

¿Por qué se necesitó? Aunque los DPS dispositivos de protección contra sobretensiones son efectivos y realmente protegen contra un número determinado de impulsos ¿qué pasa cuando su vida útil se agota? Esto planteo varios problemas:

¿Saber cuándo dejará de proteger? ¿Evitar quedarme sin protección? ¿Descontrol térmico cuando el DPS está agotado y tiene que enfrentar un nuevo impulso? ¿Cuándo la vida útil del DPS se agota de súbito por un impulso demasiado grande? ¿Cómo administrar las tareas de mantenimiento preventivo de fallos?, etc.

Había que resolver muchos problemas derivados del uso de los DPS. Los cuales hicieron urgente una regulación internacional y una reglamentación para su uso que tocaría, no solo la salud ocupacional, el medio ambiente, la seguridad de las instalaciones eléctricas, el riesgo de fuego, la continuidad de los servicios públicos esenciales, y muchos otros aspectos vitales.

Así nace la necesidad de verificación de los sistemas de protección contra rayos y sobretensiones en el marco de leyes y normas internacionales, que tienen como propósito disminuir el riesgo.

Describiendo el invento

Ya existiendo las diferentes tecnologías de protección contra rayos se hizo necesario gestionar el mantenimiento preventivo de fallos, el cual se desarrolló primero con el uso de tester o medidor de estado de cada DPS, tarea dispendiosa, y a la larga difícil de cumplir, pues en la mayoría de los casos los protocolos de seguridad y monitoreo con técnicos de campo no se cumplió. Entonces se encontró la forma de verificar el estado de los DPS mediante incorporar dentro del DPS un componente electrónico capaz de medir la temperatura de cada uno de las partes del DPS, la información se almacena en un microchip y luego se envía de forma inalámbrica a un transmisor que convierte los datos en un protocolo de información RS485 para posteriormente enviarlos al centro de control donde se pueden ver en pantalla para poder tomar acciones predictivas y evitar fallos de los protectores y paradas con tiempo anticipado.

Lo novedoso es que se pueden tomar y verificar los DPS cada tres minutos y enviar de forma continua y permanente y automática los datos a un centro de control usando los mismos medios de comunicación; la tarea la realiza otro nuevo invento que recopila los datos de grupos de barreras, dotado de inteligencia para verificar el estado del DPS y enviar los datos por un medio de comunicación, ya sea radio, o por internet a donde se requiera, el centro de control, o cualquier otro equipo de escritorio permitiendo visualizar el estado de grupos de hasta tres mil DPS. Esto se logra también mediante un software desarrollado para esta aplicación.

Mantenimiento preventivo y predictivo de fallos es la novedad en la confiabilidad, integridad, y eficiencia de un centro de proceso. Ver el estado del sistema de defensa contra los rayos y sobretensiones en tiempo real, predecir los fallos con suficiente tiempo de anticipación, permite ordenar las tareas de mantenimiento ahorrando muchos recursos y produciendo beneficios extraordinarios en la operación.

Así es que la innovación tecnológica nace de una necesidad, luego un hombre con talento la propone, una industria especializada y emprendedora le apuesta al riesgo de equivocarse muchas veces hasta que se produce el milagro y se obtiene el desarrollo de la propuesta el prototipo que ahora no se parece a la idea inicial, pero es lo que se convierte en innovación.

Deja un comentario

9 − 3 =