Principios de la protección externa

La protección externa contra el rayo es según VDE 0185, parte 1:
“La totalidad de los dispositivos que existan o se instalen sobre o en la instalación a proteger, para captar y derivar la corriente del rayo a la instalación”.

Se componen de:

  • Instalación captadora
  • Derivadores
  • Instalación de tierra

Instalación captadora

Conecta la conexión equipotencial con la protección interna contra rayos, sirviendo como punto de descarga para el rayo.

Incluye la totalidad de las piezas metálicas situadas por encima de la construcción, sobre la misma, en sus laterales o en su proximidad. (Por ejemplo: puntas captadoras).

Generalmente se instala:

  • Encima del tejado una red en forma de malla, independientemente de la altura de la edificación (retícula de la malla 10 x 10 m.).
  • En edificaciones hasta 20 m. de altura (incluida la instalación captadora) se pueden instalar puntas captadoras o líneas metálicas captadoras que protegen un espacio de 45 grados (medido en todas sus direcciones con respecto a la vertical).
  • También es posible el montaje de instalaciones de protección contra rayo aisladas, que se instalen al lado de la edificación, teniendo en cuenta el espacio de protección. Estas instalaciones pueden estar formadas por:
    • Puntas captadoras
    • Líneas metálicas captadoras
    • Redes captadoras
    • Combinaciones de las mismas

Derivadores

Es la unión conductora entre la instalación captadora y de la tierra. El número de derivadores depende de las dimensiones de la edificación. Hay que poner un derivador cada 20 m. del perímetro exterior de la cubierta (proyectado sobre el plano).

Instalación de tierra

Sirve para dispersar la corriente del rayo en tierra. Se compone normalmente de un anillo cerrado de electrodos alrededor del edificio (Por ejemplo: toma de tierra superficial en anillo o de picas individuales, o tomas de tierra de cimientos).

Deja un comentario