Rayo-Resistente

Protección contra rayos y sobretensiones en instalaciones exteriores de alumbrado

Protección contra rayos y sobretensiones en instalaciones exteriores de alumbrado

Las lámparas o farolas externas de iluminación pueden estar situadas tanto en los muros externos de los edificios como aisladas sobre el terreno. En cada uno de los dos casos hay que verificar si se encuentran en la zona de protección contra rayos LPZ 0A o bien en la zona de protección contra rayos LPZ 0B.


Las farolas exteriores que se encuentran en la zona de protección contra rayos LPZ 0A están expuestas al riesgo de descargas directas de rayo, corrientes de impulso e incluso a la corriente total de rayo. En la zona de protección contra rayos LPZ 0B están protegidas contra descargas directas de rayo pero, sin embargo están expuestas al riesgo de corrientes de impulso, así como a corrientes parciales de rayo.

Si se trata de farolas instaladas en la zona de protección contra rayos LPZ 0B, las lámparas deben estar interconectadas entre sí a nivel de tierra y asimismo estar unidas a la toma de tierra de los edificios a través de cables subterráneos. Para el dimensionado de los materiales y para las secciones que se han de aplicar recomendamos utilizar la tabla de la norma UNE EN 62305-3.

A continuación exponemos un extracto, muy utiliza-do en la práctica, de la citada tabla. El material a emplear debe elegirse siempre teniendo en cuenta las correspondientes medidas contra la corrosión.

Tabla9.2.1

Las medidas a adoptar para reducir la probabilidad de una descarga eléctrica debida a una tensión de contacto o a una tensión de paso deberán decidirse en cada caso independientemente.

Análogamente a lo indicado en la norma UNE EN 62305-3, como medida para reducir las tensiones de contacto se precisa, por ejemplo, disponer una capa de asfalto de 3 metros alrededor de la farola (Ver Figura) que tenga un espesor mínimo de 5 cm. Asimismo, en dicha norma se cita, para reducir la tensión de paso, a título de ejemplo, el control de potencial. Para ello se disponen cuatro anillos en las distancias 1,0 m; 4,0 m; 7,0 m y 10,0 m a las profundidades correspondientes de 0.,5 m, 1,0 m, 1,5 m y 2,0 m alrededor de la farola. Estos anillos se unen entre sí y con la farola con cuatro conductores de conexión desplazados en 90º (Ver Figura).

Fig.9.2.2

Fig.9.2.2

Los tipos de descargadores que se citan a continuación están dispuestos en la transición de las zonas de protección LPZ 0A -1 ó bien LPZ 0B -1.

La entrada del cable que comunica las farolas exteriores situadas en la zona de protección contra rayos LPZ 0A con el edificio, debería protegerse mediante la instalación de descargadores de corriente de rayo tipo 1 en la entrada del mismo.

Para determinar si las farolas están o no en la zona de protección contra rayos LPZ 0A se utilizará el método de la esfera rodante (Ver Figuras).

Fig.9.2.3

Fig.9.2.4

Al utilizar descargadores de corriente de rayo Tipo 1, hay que verificar si, en la distribución eléctrica en la que deben instalarse hay ya un descargador de sobretensiones del tipo 2 y si lo hay, que esté coordinado energéticamente Si no es este el caso, recomendamos instalar descargadores combinados en la zona de transición de protección contra rayos.

En el caso de farolas situadas en la zona de protección contra rayos LPZ 0B deben instalarse descargadores de sobretensiones del Tipo 2 en la entrada del edificio. Para poder determinar esta zona de protección contra rayos se utiliza el método de la esfera rodante. (Ver Figuras).

Fig.9.2.5

Fig.9.2.6

Si desea más información puede descargar: BLITZPLANER – Manual de Protección contra Rayos

2 respuestas a Protección contra rayos y sobretensiones en instalaciones exteriores de alumbrado

Deja un comentario

*

DESCUBRE EL REGALO QUE TENEMOS PARA TI
SUSCRÍBETE Y DESCARGA