Rayo-Resistente

Guía práctica para escoger un pararrayos sin perder tu inversión

Guía práctica para escoger un pararrayos sin perder tu inversión

Desde los inicios de la humanidad existen charlatanes tratando de vender “fórmulas mágicas” para estafar a los ingenuos.

Al mejor estilo de un alquimista moderno mezclan realidad científica comprobada con premisas sin verificar, hipótesis casi místicas.

Si deseas evitar ser víctima de una de sus trampas más populares, te convendría empezar analizando un caso extraído de la novela “Cien años de soledad”, descubriendo valiosas lecciones de su historia.

Centrémonos en un curioso personaje: Melquiades, un gitano alquimista que visita Macondo cada año trayendo inventos y elementos de diversos lugares del mundo.

Uno de esos días realiza una impresionante demostración, dejando a todos espantados: usando dos lingotes metálicos arrastra frenéticamente calderos, pailas, tenazas, anafes, clavos y tornillos.

Mientras pregona: “Las cosas, tienen vida propia, todo es cuestión de despertarles el ánima”.

José Arcadio Buendía, pensó que era posible servirse de aquella invención inútil para hacerse rico rápidamente al extraer el oro de la tierra.

Obviamente, si alguien quisiera venderte este “novedoso invento” de seguro rechazarías su oferta.

Sin embargo, ten cuidado con otro tipo de magia ampliamente difundida en pleno siglo XXI:

La magia del pararrayos no convencional

La magia del pararrayos no convencional

Esta premisa se fundamenta en dos hipótesis :

  • #1 Atraer el rayo
    Afirman ofrecer protección en un radio de hasta 120 metros
  • #2 Alejar el rayo
    Aseguran que no se presentaran impactos de rayo en un radio de varios kilómetros

No obstante, contraria a la magia del pararrayos no convencional están los estándares internacionales que tienen el objetivo comprobado de controlar la energía del rayo cimentándose en el principio que el fenómeno del rayo no se puede evitar ni atraer.

IEC: International Electrotechnical Commission
ILP: International Lightning Protection
NTC: Norma Técnica Colombiana
RETIE: Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas
SIPRA: Sistema Integral de Protección contra Rayos

¿Por qué instalar un pararrayos?

Puedo responderte con al menos tres razones básicas:

#1 El fenómeno del rayo es una realidad

Es cierto que los rayos siempre han existido, pero hay más en el canto de la cabuya.

Los rayos están en aumento como resultado del cambio climático, incrementándose su:

  • Densidad
  • Cantidad por kilómetro cuadrado
  • Características de corriente o tamaño

Lo peor, en la medida que aumente la temperatura del planeta los fenómenos atmosféricos serán más impredecibles e impactantes.

Manual integral: Rayo Resistente

DESCARGA GRATIS

#2 El riesgo por rayo ha aumentado

No solamente han aumentado los rayos, sino que su impacto se ha incrementado, estos son algunos de los motivos:

Las zonas urbanas más extensas cambian la temperatura del suelo influyendo en el aumento de los rayos, especialmente en las ciudades. No es lo mismo grandes extensiones llenas de concreto que de árboles.

Existe alta concentración de personas en un solo lugar. En otras palabras, actualmente la gente vive en edificios, compra en centros comerciales, trabaja en centros de negocios, etc.

Interactuamos físicamente con aparatos eléctricos o electrónicos, los cuales están conectados con los sistemas de energía eléctrica y telecomunicaciones.

Dependemos de los equipos eléctricos, estos se han convertido en elementos críticos en las actividades del hombre moderno. Por ejemplo, los sistemas de control de tráfico de una ciudad, aeropuertos, puertos, etc.

#3 La protección se ha estandarizado

Los gobiernos generan leyes y normas para proteger a las personas y su economía.

Para conseguirlo establecen estándares a nivel mundial, definiendo detalladamente cómo se debe implementar la protección contra rayos bajo términos normativos de cumplimiento internacional.

– NOTA –

Existe un estándar internacional ampliamente reconocido:

IEC 62305
Lightning protection standard

Además cada país adopta las normas técnicas internacionales:

Colombia
NTC 4552

Brasil
ABNT NBR 5419/2015

Igualmente reglamentos técnicos que obligan al de cumplimiento obligatorio del estándar internacional en su territorio:

Colombia
RETIE

Ser o no ser, ésa es la cuestión: pararrayos convencional vs. pararrayos no convencional

Ser o no ser, ésa es la cuestión

Hasta el momento disciernes que, básicamente, puedes escoger entre dos opciones de pararrayos:

  • Convencionales, regulados por leyes y normas técnicas nacionales e internacionales
  • No convencionales, NO regulados por leyes y normas nacionales e internacionales

Por eso, es esencial que analices los puntos a favor y en contra.

Pararrayos convencionales

Están aforados y cobijados por la ley siempre es una protección, no solamente para el usuario del bien o consumidor, sino también al proveedor del servicio o producto.

Esto aplica al cumplir la legislación actual:

  • Normas Internacionales
    IEC 62305-1-2-3-4
    Vigentes desde 2006 y actualizadas en 2012
  • Normas nacionales
    NTC 4552-1-2-3
    Vigentes desde el 2008

Además, Colombia cuenta con un reglamente técnico para instalaciones eléctricas (RETIE) vigente desde el año 2005.

Este reglamento incluye un capítulo dedicado a los rayos, en su versión del 2013 corresponde al capítulo 16.

Allí se considera de obligatorio cumplimiento las normas técnicas de Colombia NTC y/o las normas internacionales IEC.

En resumen, según las leyes colombianas, tanto la ley eléctrica consignada en el RETIE como la Ley 1480 de 2011 (Ley del Consumidor) solo se consideran legales las normas técnicas citadas.

Cualquier otra norma técnica que se invoque para la protección contra rayos está en conflicto con las leyes del país.

Pararrayos no convencionales

Experimentar con pararrayos no convencionales, es instalar tecnologías que TODAVÍA no son aceptadas por la comunidad científica internacional (Comité TC 81 de IEC, ILP).

– NOTA –

Los pararrayos no convencionales son sistemas llamados disipativos o de transferencia de carga (CTS), con los que se dice impedir la formación del rayo sobre la estructura a proteger modificando las condiciones eléctricas de la atmósfera.

Otros son dispositivos de cebado o de emisión temprana de iones (ESE), cuyo objetivo es aumentar el ángulo de protección del elemento captador por encima de los captadores o pararrayos convencionales, como puntas Franklin o hilos de guarda.

Estos dispositivos contradicen las normas internacionales de rayos IEC.

En resumidas cuentas, implica:

  • Tomar el camino de la ilegalidad
  • Asumir un riesgo muy alto
  • Nadar en contra de la corriente
  • Ir en contra de las leyes del país
¿Quieres más información sobre esta controversia técnica de los pararrayos no convencionales con las normas técnicas IEC 62305 y las NTC 4552?

Escríbenos a: dtecnico@electropol.com.co

Conclusión

A todos nos gusta tomar decisiones con conocimiento, no improvisar ni dejarnos llevar por el impulso.

Por consiguiente, te invito a investigar más sobre el tema analizando la validez de las opciones más representativas disponibles en el mercado. De esta manera puedes llegar a tus propias conclusiones.

Sin embargo, debes tener presente que al final de cuentas, el pararrayos más seguro no es un pararrayos.

¡Contacta al servicio técnico EPOL!
Asesoría técnica SIN costo

LLAMA YA

Más bien, es un sistema integral de protección contra rayos (SIPRA) estandarizado por la IEC e incluido dentro de las leyes del país.

Igualmente cuenta con:

  • Sistemas de inspección
  • Régimen sancionatorio
  • Leyes de protección al consumidor

Exigiendo garantía legal y estabilidad de obra.

Deja un comentario

*

DESCUBRE EL REGALO QUE TENEMOS PARA TI
SUSCRÍBETE Y DESCARGA